¿Realmente la conocemos?, la identidad de el Anti Cristo

812
No tendrá que venir el Anti Cristo Anti Cristo de seguir así la humanidad, nos estamos destruyendo

El Anti Cristo ya esta entre nosotros, comenzó su insidiosa conquista de almas y voluntades desde los años 60 del siglo XX en el llamado triángulo de oro, área geográfica en Asia, que comprende vastos territorios con siembras de opio en Cambodia, Laos, y Birmania.

No es como suponen muchos, ningún ser humano dotado de maligno carisma y singular belleza, ya que varios indicios nos acercan a cuál es su verdadera naturaleza e identidad, abundan en las escrituras y profecías; San Pablo en la segunda epístola a los Tesalonicenses, dice refiriéndose a la segunda venida de cristo:

“Pues no llegará ese día, sin que antes surja el adversario que seducirá en tal forma a la humanidad, hasta pondrá su sede en el templo del señor, haciendo creer a sus afectos que él es dios”

Por su parte el religioso e investigador, M.B. Yvelines, afirma:

“La prédica ritualista de la bestia, sera eufórica, optimista, y disolvente”

Nostradamus en la centuria X, cuarteta 71 lo define claramente cuando afirma:

“Sera tan seductora su influencia que de todas partes le vendrán a honrar”

Pero es en el Apocalipsis capítulo 17, es donde aparece la frase más reveladora:

“Es la bestia que veo, era y no es, y se admirarán los habitantes de la tierra, y todos querrán rendirle culto”

¿Pero quién puede ser el Anti Cristo?, que emergió en el área geográfica denominada triángulo de oro del lejano oriente, y actualmente hace sentir su maléfica presencia en todo el planeta.

Como ya dijimos, no se trata de una persona, y seguramente el lector perspicaz, sin duda se habrá dado cuenta de que se trata más bien de una poderosa dualidad, “la droga”, y una tecnología que cada día esta mas pervertida.

Desde el pasado, tal vez trataron de mostrar el Anti Cristo a su manera

Para que no quede duda acerca de la verdadera identidad del Anti Cristo, que nos es, como podrían pensar muchos ingenuos, una persona o individualidad carismática, sino algo mucho más poderoso, bastará repetir, algunos de los términos empleados por quienes dotados quizás de una privilegiada visión futura, claramente incluyeron la futura identidad de esa fuerza maléfica.

Un ejemplo, seria; “su seductora e irresistible prédica, ó una oferta ritualista eufórica y esclavizante”, otros de aquellos visionarios, describieron así: “Su engañosa promesa tan seductora, que de todas partes se le vendrá a adorar”, también citamos: “Los países le temerán y le pagarán tributo”.

Pero quizás la definición más explícita, sea la del Apocalipsis cuando dice que: “ La bestia que veo era y no es”, términos que si se analizan desde el punto de vista, del grave problema que a nivel mundial presenta la droga, inequívocamente señalan a esta, y su corrosiva reverencial, no como un mítico personaje bíblico, sino como una alucinógena realidad, potente y corruptora, no solo de seres humanos, sino, tambien de gobiernos y economías.

Aparte de su capacidad adictiva, cuenta además con la ayuda de la tecnología, los adelantos cibernéticos y audiovisuales que abarcan a todo el planeta con su innegable poderío seductivo y envolvente.

La tecnología, nos puede deshumanizar, es el propósito del Anti Cristo

Cual otra podría ser la preeminencia de esa deidad, tecnológica-psicotrópica, a la que se refieren las visiones apocalípticas de la antigüedad, cual otra oferta ritualista eufórica y esclavizante, puede igualar al único fenómeno que desde los años 50 y 60, del siglo XX, ha estado cobrando fuerza, está en todas partes, y corrompe todo, captando cada vez más súbditos que le rinden culto incondicional hasta el punto de matar y morir en su nombre.

Los profetas del pasado, parece que si intuyeron correctamente, que en las postrimerías del segundo milenio, surgiría un maligno pero oculto poder, que intentaría suplantar a Dios con su prédica eufórica y esclavizante.

Pero al no poder aquellos antiguos, describirlo como una poderosa alianza de dos factores inimaginables en su época, como son droga, y la avasallante como omnipresente tecnología cibernética audiovisual, se limitaron a personificar dicha alianza como, y citamos: “Una todopoderosa bestia, con dos cabezas”.

Polos de atracción, que primero se atraen, luego seducen, y al final terminan esclavizandote, la humanidad sin darse cuenta esta actualmente -y cada vez con mas fuerza-, siendo captada y obedientemente conducida, como sumiso rebaño por el camino de la estupidez cibernética y degradación psicotrópica, recto hacia los brazos extendidos del maligno, o 666, sempiterno antagonista de Dios.

Todo lo escrito aquí, no es una invitación religiosa o mistica, a meditar ó buscar la salvación, solamente es una reflexión que nos tenemos que hacer como ser humano -definidos por cualquiera de nuestras creencias-, y darnos cuenta que la Bestia existe, que el 666, no es solo algo de lo que se habla en las escrituras, y entender que la decadencia y soberbia del ser humano son el Anti Cristo que va acabar con todo.

Dejenos su Comentario