El Infanticidio, una Práctica Común en el Imperio Romano

847

Un estudio publicado en la revista científica Journal of Archaeological Science saca a la luz y muestra que el infanticidio y el aborto era una práctica común antes del descubrimiento de la anticoncepción.

Era el método más efectivo y menos peligroso para la madre cuando limitaba el número de hijos en una familia. Si esta práctica fue aceptada en muchas sociedades, parecería que fue generalizada en el Imperio Romano.

Simon Mays, del Departamento de Arqueología del Patrimonio Inglés, y su colega Jill Eyers, Directora de Arqueología de Chiltern, centraron su investigación en el sitio de la villa romana de Yewden, situada en Hambleden, en el sur del Reino Unido.

Fechado entre los siglos I y IV, el complejo fue descubierto en 1912 por A H Cocks, antiguo director del Museo Provincial. El sitio proporcionó una gran cantidad de artefactos, incluyendo puntas de hierro, bolígrafos para escribir en tabletas de cera y hornos para secar granos.

Sin embargo, el descubrimiento más sorprendente sigue siendo el de las tumbas infantiles. No menos de 97 tumbas han sido exhumadas, el mayor número jamás encontrado en Gran Bretaña.

Descubriendo las causas de la muerte

Sólo unos pocos esqueletos de bebés mostraron signos claros de la causa de la muerte. Por lo tanto, los investigadores se vieron obligados a utilizar un método indirecto para determinar si habían sido víctimas de infanticidio.

Cuando se trata de muertes naturales, la distribución por edades es bastante heterogénea. Sin embargo, en el sitio de Hambleden, es bastante uniforme y corresponde a la de los recién nacidos que han llegado a término.

Luego, los científicos midieron los huesos del bebé y los compararon con los que se encontraron en otros dos sitios: Ashkelon en Israel y Wharram Percyau en el Reino Unido. Sabemos que en el antiguo pueblo medieval inglés murieron niños por causas naturales. El sitio romano de Ascalón, por otro lado, cuenta una historia completamente diferente.

Cerca de 100 niños de la misma edad han sido descubiertos en Israel. No fueron enterrados sino arrojados a una alcantarilla que pasaba bajo un lupanar. Los investigadores sospechan que la mayoría de las pequeñas víctimas fueron asfixiadas.

Aunque los bebés de Hambleden fueron enterrados, su edad coincide con la de los bebés encontrados en el sitio de Ashkelon. Si no se puede probar formalmente el infanticidio, las pruebas se acumulan. Sabemos que esta práctica ha estado muy extendida desde la prehistoria.

Mas sitios que coinciden

Los sitios de Khok Phanom Di en Tailandia o Lepenski Vir y Vlasac en Serbia, por ejemplo, también proporcionaron indicios probables de infanticidio. Además, un estudio de 1973 demostró que el 80% de las sociedades humanas habían utilizado este método en algún momento de su historia.

En el Imperio Romano, el infanticidio era considerado una práctica legal, si la madre tenía el estatus de esclava. Como resultado, muchos recién nacidos han sido sacrificados para que las madres jóvenes vuelvan a trabajar más rápidamente y no sean movilizadas por el cuidado infantil necesario.

Sin embargo, en lo que respecta a la villa romana de Yewden, todavía hay muchas zonas de sombras. Los científicos esperan que, en el futuro, la técnica les permita determinar con precisión la causa de la muerte infantil y desarrollar una teoría más sólida sobre los motivos del infanticidio.

Dejenos su Comentario