Déjà Vu una Experiencia Extraña y Familiar

126

El término “déjà vu”, utilizado por primera vez por Emile Boirac (1851-1917) en su libro “L’avenir des sciences psychiques”, se refiere a la impresión de haber visto ya un lugar o experimentado ya una situación.

Esta experiencia suele ir acompañada de un sentimiento particular, una mezcla de extrañeza y familiaridad, y una incapacidad para recuperar un posible recuerdo relacionado con este sentimiento de déjà vu.

¿Cuáles son las causas del déjà vu?

La multiplicación de las investigaciones llevadas a cabo en las ciencias cognitivas sobre este tema en los últimos años no permite explicar claramente este fenómeno. Varias hipótesis intentan explicar esto:

  • La experiencia del déjà vu vendría del encuentro del contenido de un sueño olvidado, en parte o en su totalidad, y de una situación vivida en el estado de vigilia. Las posibles concordancias entre los elementos que provienen de la vida onírica y el contexto real encontrado darían la impresión de un déjà vu.
  • El cerebro tendría la capacidad de determinar, inconscientemente y en un período muy corto de tiempo, lo que en el ambiente del sujeto es consistente con las experiencias ya encontradas.
  • Esta capacidad tendría la función de permitir al individuo determinar si la situación ya ha sido encontrada o no y habría sido utilizada por nuestros ancestros para reaccionar lo más rápidamente posible ante un posible peligro.
  • Se cree que un área del cerebro, el parahipocampus, es la fuente de los sentimientos experimentados durante un déjà vu. El parahipocampus suele trabajar en conjunción con el hipocampo, el asiento de la memoria, lo que permite determinar si existe realmente una concordancia entre las experiencias ya encontradas y la situación actual.

Durante los sentimientos déjà vu, el parahipocampus trabajaría solo, sin el hipocampo. Por lo tanto, sólo quedaría el extraño sentimiento característico del déjà vu.

Además de estas diferentes explicaciones, los investigadores observaron que las personas con epilepsia tienen impresiones más frecuentes de déjà vu. El estrés y la fatiga también son factores que contribuyen a esta impresión, que tiende a disminuir con la edad. Por lo tanto, parece muy probable que el origen del sentimiento de déjà vu sea multifactorial, lo que explica en parte las dificultades encontradas para explicarlo.

Vidas ya vistas y pasadas

Los fenómenos comunes e incomprendidos son a menudo el origen de diversas “teorizaciones” interpretadas como “paranormales” por parte de la población. La experiencia del déjà vu no es una excepción y a menudo se interpreta como una “reminiscencia” de vidas pasadas.

Dados todos los elementos que apuntan a un origen cognitivo de este trastorno, la hipótesis reencarnacionista, cualquiera que sea su validez absoluta, parece inadecuada para explicar el déjà vu.

Percepciones ya vistas y extra sensoriales

El déjà vu también se asocia frecuentemente con la precognición, es decir, con la capacidad de obtener información sobre un acontecimiento futuro de una manera que actualmente no tiene explicación científica.

¿Cómo distinguir una precognición de un sentimiento de déjà vu?. Esta es una pregunta difícil de responder, ya que la precognición no es un fenómeno cuya existencia es reconocida por toda la comunidad científica. Sin embargo, hay algunas diferencias al referirse a la literatura parapsicológica sobre la precognición. En particular, cabe señalar que:

  • La precognición no da la impresión de extrañeza característica del déjà vu. Se supone que la precognición ocurre antes de los eventos que tendrán lugar. Por otro lado, el déjà vu es simultáneo a la experiencia encontrada.
  • La precognición se refiere con mayor frecuencia a eventos emocionales (muerte de un ser querido, accidente, etc.). La sensación de déjà vu se asocia más a menudo con situaciones comunes de la vida cotidiana.

Por lo tanto, en general es fácil distinguir una precognición de un sentimiento de déjà vu: el déjà vu da la sensación de poder describir lo que sucederá cuando en realidad no sea así….

La precognición, por otra parte, se supone que debe permitir determinar de antemano y con precisión un acontecimiento futuro. Muy concretamente, una manera efectiva de diferenciarlos es escribir lo que se espera que suceda en el futuro……

Por lo tanto, el déjà vu sigue siendo poco conocido, sobre todo por el público en general, para el que sigue siendo una fuente de malentendidos y de interpretaciones variadas. La investigación actual ha mejorado nuestra comprensión de la misma y ciertamente ayudará a describir mejor algunos de los procesos de la función cerebral.

Dejenos su Comentario