La lanza del destino: ¿el arma que hirió a Jesús en manos de Hitler?

3041
Con la lanza del destino se hirió a Jesus, y dicen que con ella se puede conquistar el mundo

¿Has oído hablar de la Lanza del Destino? Esta arma, también conocida como Lanza Sagrada o lanza de Longinus, es uno de los artefactos más misteriosos de todo el mundo. Según el evangelio de Juan, en el capítulo 19 de la Santa Biblia, ese fue el instrumento usado por el soldado romano para perforar el abdomen de Jesucristo durante la crucifixión.

A partir de ese relato bíblico, esa arma también estuvo presente en varias otras historias. Sus diversas apariciones en las eras indican que la Lanza del Destino posee una cierta fuerza o poder místico. Supuestamente, grandes nombres del pasado, como Carlos Magno, Napoleón Bonaparte y Adolf Hitler, deseaban tener la posesión de esa arma. Según la leyenda, ese artefacto daría el poder de conquistar el mundo.

A causa de ese mito, Hitler, el precursor de innumerables barbaridades, la deseaba más que cualquier cosa. ¿Será que logro poner sus manos en la Lanza del Destino? Si es así, ¿por qué no logro todos los objetivos de la Segunda Guerra Mundial?, ¿Sera que ese artefacto perdido, fue llevado a uno de los país que salió victorioso del conflicto, en este caso los Estados Unidos?.

Por donde anduvo la Lanza del Destino

En el libro “La lanza sagrada de Hittler”, el investigador Pedro Silva aborda ese asunto tan enigmático. Diversas narrativas míticas y hechos históricos son presentados con el objetivo de entender cómo esa Lanza del Destino se ha convertido en un objeto tan deseado en nuestro mundo.

El deseo del líder alemán, durante la Segunda Guerra Mundial despertó aún más la curiosidad sobre ese asunto. Pero, antes que nada, necesitamos descubrir por dónde anduvo esta Lanza del Destino, y donde estuvo antes de llegar a manos del dictador nazi.

Desde el momento de la crucifixión, esta lanza fue representada como una reliquia religiosa de valor inestimable. Ella también es considerada un gran símbolo del cristianismo, así como el Santo Grial y la Corona de Espinas. Con el paso de los años una leyenda bastante curiosa pasó a acompañar la Lanza del Destino. Quien estuviera en posesión de ese objeto tendría la capacidad de conquistar el mundo.

El primer relato sobre el descubrimiento de la lanza fue descrito cerca de 500 años d. C. La persona en cuestión, un historiador de la época, afirmó que vio en uno de los lugares santos de Jerusalén, la Corona de Espinas y la Lanza del Destino que habría perforado el abdomen de Jesucristo. Después de las Cruzadas, esa lanza pasó por varias manos diferente.

De Constantino a Hitler

En posesión de esa arma, el emperador Constantino de Roma llegó a afirmar que la lanza lo guió durante las diversas batallas del imperio. El general franco Carl Martel también alegó haber usado esa misma reliquia en sus enfrentamientos.

 

El emperador Carlos el Magno, conocido por haber dominado buena parte de lo que se conoce hoy como Oriente Medio, afirmó haber vencido en cuarenta y siete conflictos gracias a la Lanza del Destino. Incluso, se dice que  estuvo en posesión de esa lanza.

En 1912, la lanza pasa a la posesión de la Casa de Hapsburgs, formando parte de una colección en el Museo de Hofburg en Viena. En septiembre de ese año, un joven llamado Adolf visitó el museo, siendo acompañado y orientado por el Dr. Walter Stein, donde se enteró del histórico poder de la lanza.

Se dice que, en ese momento Adolf se quedó contemplándola, y sintió una conexión mística entre él y las generaciones de conquistadores de la historia, se despertaba en él, los que seria parte de su interés en artefactos religiosos de poder.

Después de esa visita, Adolf llegó a decir:

“Me quedé allí tranquilo, mirando fijamente a la lanza por varios minutos, olvidando todo a mi alrededor. Ella parecía contener algo oculto en su interior, que me evadía, parecía que yo sentía, yo sabía algo íntimamente, pero no podía traerla a la conciencia …

Yo sentía como si yo mismo la hubiese poseído antes en algún tiempo pasado de la historia. Que yo misma una vez la hubiera reclamado como mi talismán de poder, para asegurar el destino del mundo en mis manos … “

En posesión de Hittler

El 14 de marzo de 1938, después de que el tal Adolf subiese al poder como canciller de Alemania, anexó Austria, e inmediatamente ordenó que la lanza, junto con el resto de la colección de Hapsburg, fuera enviada a Nuremberg, corazón del movimiento nazi.

Este transporte fue hecho en octubre de ese mismo año, en un tren blindado de la SS. Se mantuvo en la Iglesia de St. Catherine durante 6 años, hasta que en octubre de 1944 se construyó secretamente una bóveda subterránea para protegerla incluso de un bombardeo pesado.

Seis meses después, el 30 de abril de 1945, a las 14: 10h, el ejército americano logro entrar en la bóveda y rescató la lanza y toda la colección de Hapsburgs. Según los registros, 80 minutos después de ese incidente Adolf Hitler se suicidó con un tiro en la cabeza.

Hoy la Lanza Sagrada fue devuelta al Museo de Hofburg, y permanece envuelta en el misterio.

Dejenos su Comentario