Una vida pasada, los recuerdos de una reencarnación, James Leininger

1571
El caso de una reencarnación, documentada y estudiada, de James Leininger y James M. Huston Jr.

Hace más de sesenta años, un piloto de caza de la Marina norteamericana de veintiún años de edad, fue abatido por la artillería japonesa mientras realizaba una misión sobre el Pacífico. Al igual que muchos otros pilotos muertos en el ejercicio de su función, podría haber sido olvidado, si no fuera por un niño de seis años llamado James Leininger.

Desde temprana edad, a James Leininger no le gustaba jugar con nada, excepto los aviones, y al cumplir los dos años de edad, también comenzó a tener terribles pesadillas, todas con un tema recurrente, la aviación y la guerra. Su madre Andrea, lo despertaba mientras él gritaba cosas como: avión abatido en llamas; el pequeño hombre no puede salir.

Lo extraño era, que James Leininger soló miraba programas para niños, y sus padres no recuerdan haber puesto o visto documentales sobre la Segunda Guerra Mundial, o incluso, mantener conversaciones sobre el medio militar. Sin embargo, con el paso del tiempo, Andrea empezó a desconfiar al ver ciertas aptitudes extrañas en el niño. Sus dibujos eran alusivos a la guerra y por supuesto a los aviones, detallaba las cabinas de los aviones con su instrumental, algo que un niño de tres años difícilmente haría.

En otra oportunidad su madre, le compró un avión de juguete, y apuntó a lo que parecía ser una bomba en la parte inferior, James la corrigió, diciendo que aquello era un tanque externo de combustible. Con el tiempo las horribles pesadillas del pequeño, fueron en aumento, haciéndose cada vez mas repetitivas, pasando a producirse cada tres, a cuatro veces por semana, la abuela de James sugirió, que lo viese una terapeuta, Carol Bowman, la cual había dedicado varios estudios al fenómeno de la reencarnación.

La acumulación de hechos, siguiere que busquen ayuda

Con la orientación de Bowman, comenzaron unas sesiones que animaban a James a compartir todo lo relacionado con sus vivencias pasadas. Poco a poco las pesadillas empezaron a volverse menos frecuentes, y el niño también comenzó a relacionar menos cuando hablaba de su aparente pasado. Bowman dijo que James estaba en la edad en que era más fácil recordar las vidas pasadas, por el hecho de que los condicionamientos culturales y sociales, todavía no han bloqueado esta clase de memoria.

A lo largo del tiempo, James Leininger pasó a revelar detalles sobre la extraordinaria vida de un piloto de caza. Esto sucedía principalmente a la hora de dormir, cuando ya estaba somnoliento. Fue cuando él les dijo que su avión, era un Corsair el que tenia problemas con los neumáticos, que se vaciaban, y en el cual había sido alcanzado por los japoneses.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Curiosamente, historiadores de la aviación y pilotos concuerdan que los neumáticos de este avión solían sufrir mucho desgaste en los aterrizajes. Pero ese es un hecho que podría encontrarse fácilmente en libros o en la televisión.

En sus recuerdos aparecía el portaaviones USS Natoma Bay, y algunos de sus compañeros, James le contó a su padre que había despegado de un barco llamado Natoma, y que había volado algunas veces con alguien llamado Jack Larson. Después de alguna investigación, Bruce, el padre de James Leininger, descubrió que Natoma y Jack Larson eran reales. El USS Natoma Bay era un pequeño portaaviones en el Pacífico, y Larson vivía en Arkansas.

Habia amigos y familiares del Piloto James M. Huston Jr, que recordaba James Leininger

Los padres del pequeño James Leininger empezaron a investigar más sobre el asunto, cuando descubrieron que un amigo del piloto todavía estaba vivo y que podría dar detalles sobre el accidente. James había dicho que su avión fue abatido en Iwo Jima, pues fue alcanzado por disparos en pleno motor. Bruce pronto descubrió que el único piloto de la escuadra, que murió en Iwo Jima se llamaba James M. Huston Jr.

Ralph Clarbour, un artillero que también despegó del USS Natoma Bay, dice que su avión estaba al lado de uno pilotado por James M. Huston Jr., durante un ataque cerca de Iwo Jima, el 3 de marzo de 1945. Clarbour dijo que vio el avión de Huston alcanzado por fuego antiaéreo: “Yo diría que fue alcanzado de lleno en medio del motor”.

La pareja Leininger decidió escribir una carta a la hermana del piloto, llamada Anne Barron, contando la historia del niño. Y ante tantos detalles, que solo su hermano podría haber sabido, ella también pasó a creer que el chico era la reencarnación de su hermano James M. Huston Jr.. Después de esto, y a medida que crece y va envejeciendo, los vividos recuerdos de James M. Huston Jr. están empezando a desaparecer de la memoria de James Leininger.

Dejenos su Comentario