El Terror Desatado por la Bestia del Gévaudan

82

Bajo el reinado de Luis XV, en Francia, decenas de personas fueron víctimas de una bestia salvaje en Gévaudan, el antiguo nombre dado a la región que corresponde más o menos a la actual Lozère. Pero pronto, fueron también las regiones de Ardèche, Haute-loire y Cantal las afectadas por los estragos del misterioso animal.

Inspirada en estos hechos reales ocurridos bajo el reinado de Luis XV, la película de Christophe Gans “Le Pacte des Loups” le da un vistazo a uno de los mas raros mitos franceses: el de la “La bestia del Gévaudan” que mató a más de cien personas….

En la primavera de 1764, una mujer fue atacada cerca de Langogne por un animal del que huyeron sus bueyes. Poco después, se encontró el cuerpo de una niña de catorce años. Esta víctima es la primera de una larga lista.

Tres años de terror

Según testigos, el animal responsable de la agresión de la pastora y de la muerte de la niña no es un lobo, sino una bestia enorme con una cabeza grande, lados rojizos, con una raya negra en el lomo y una cola gruesa. Los ataques sangrientos se sucedieron y varios niños, en particular, fueron asesinados.

Un niño que llega a su casa en los campos empujando a su rebaño de repente ve a la bestia arrojándose sobre él. Su abdomen inferior está desgarrado y muere en cuestión de minutos. Una niña pequeña, que desciende sola a los pastos bajo la atenta mirada de su madre, es atacada por el animal.

Su madre y dos hermanos corrieron a rescatarla, pero cuando llegaron a la escena, el cuerpo ya estaba casi irreconocible: el vientre había sido desgarrado, la piel del cráneo arrancada y parcialmente doblada sobre su cara.

Una verdadera psicosis se apodera de los habitantes de la región que sólo salen armados con cuchillos o horquillas para la paja. Se libraron algunas batallas, pero sin mucho éxito. Los pocos periódicos de la época informaron de estos ataques y la excitación fue tan grande que un regimiento de soldados del rey, dragones, fue enviado a la escena.

Como si lo hubiera sentido, la bestia, después de haber sembrado el terror en los Vivarais y Gévaudan, llegó a Aubrac y Margeride, donde siguió matando, dejando muchos cuerpos decapitados y destrozados en el acto.

Comienza la persecución

Las batidas organizadas por los dragones apoyados por los aldeanos no dan resultados. Dos cazadores de lobos de Normandía, Denneval y su hijo, fueron tras la bestia, pero en vano. El 1 de mayo de 1765, sin embargo, dos habitantes de la región, los hermanos Martel de la Chaumette, hirieron de muerte a un gran lobo. ¿Ha muerto la bestia de Gévaudan?. De hecho, la carnicería se reanudó poco después.

Ante la magnitud de los acontecimientos, el rey Luis XV envió al teniente de sus cazas, François Antoine, conocido como Antoine de Beauterne, considerado el mejor fusil del reino, para cazar al animal.

Después de tres meses de caza, Beauterne mató a un lobo enorme cerca de Sainte-Marie-des-Chazes en septiembre de 1765, cuyo cuerpo fue embalsamado y llevado para exhibición, donde causó sensación.

Los restos parecen haberse conservado durante algún tiempo en el Muséo de París, luego se pierde su rastro y nadie sabe qué ha sido de ellos hoy en día. El éxito se celebró demasiado rápido: poco después, la masacre comenzó de nuevo. Un joven noble, el Marqués de Apcher, organizó nuevas batidas.

Durante estos, el 19 de junio de 1767, un tal Jean Chastel disparó a un nuevo lobo con un comportamiento curioso: en el momento en que el cazador le apuntó con su arma, el animal se detuvo y, al parecer, no intentó escapar.

Esta vez, la hecatombe se detiene para siempre. Según cifras oficiales, la bestia mató a 100 personas (en su mayoría mujeres y niños) e hirió a otras 30 durante los tres años que estuvo en acción.

¿Una bestia humana?

Otros contemporáneos creen que los crímenes de la famosa bestia fueron obra de uno o más lobos gigantes, a saber, el asesinado por Antoine de Beauterne, el asesinado por Jean Chastel y el herido por los hermanos Martel. Pero algunos señalan que los lobos solitarios no están acostumbrados a atacar a los humanos en general, y mucho menos a decapitar cadáveres.

Se han presentado hipótesis particularmente extravagantes para explicar la naturaleza del animal. Sería un mono o un hombre leopardo de África o una hiena escapada de una reserva, o incluso un extraterrestre ocupante de algun !OVNI!.

La más reciente de estas teorías se refiere a un híbrido de león y tigre…… Otra tesis evoca las acciones de un hombre disfrazado de lobo para cometer estos actos y así aprovechar la psicosis general, o de un entrenador que arrojaba animales contra los habitantes y vecinos.

Algunos testigos afirman haber visto a la bestia cruzar un arroyo de pie sobre sus patas traseras. En el momento del caso, esta era una opinión generalizada entre los agricultores, y la familia Chastel, precisamente, era acusada con frecuencia.

Esto podría explicar por qué el animal, conociendo a su entrenador, se detuvo cuando vio a Chastel acercarse hacia el. Los asesinatos se detuvieron hace mucho tiempo, pero la bestia siempre ha puesto el nombre de Gévaudan en las imágenes populares.

Dejenos su Comentario