Spencer Perceval, un sueño, una coincidencia, un asesinato.

Imagen del momento del asesinato Spencer Perceval, en el año 1812.

Es la noche del 3 de mayo de 1812, y en su residencia de Redruth, Cornwall, el terrateniente inglés John Williams, sueña que se encuentra en el vestier de la cámara de los comunes con otras personas, justo entonces, un hombrecito -que viste chaqueta verde de marino, con botones dorados- saca un arma disparando contra la humanidad de uno de los presentes.

Como siempre sucede en las pesadillas, williams no puede hacer nada para impedir el crimen, y cuando indaga acerca de la identidad de la víctima se le informa que es Spencer Perceval, primer ministro de Inglaterra.

Williams despierta bañado en sudor, tan impresionado por esa pesadilla, que se la relata enseguida a su esposa, luego, tras beber un vaso de leche tibia, Williams vuelve a dormirse, y de nuevo ocurre el mismo sueño donde ve cómo asesinan al primer ministro, sin poder hacer nada para evitarlo.

Al despertar comenta otra vez el sueño con su esposa, y tomándose un somnífero vuelve a dormirse, al rato se repetirá por tercera vez la misma pesadilla. En tres ocasiones consecutivas, de una misma noche, ha soñado con impresionante exactitud cómo ocurre el mismo asesinato.

La decisión correcta pudo haber salvado a Spencer Perceval

Tan conmovido quedo John Williams por aquel triple e idéntico sueño, que al día siguiente lo relataría a varios amigos en el club, consultándoles si no sería prudente informar al primer ministro del asunto.

Los presentes entre quienes se encontraban algunos amigos de Spencer Perceval a quien Williams veía asesinado en sueños, le hicieron ver lo ridículo que sería pedir una audiencia al premier de Inglaterra, -nación preocupada en aquellos días por la sombra que Napoleón Bonaparte proyectaba sobre toda Europa- para informarle que había soñado que lo asesinaban.

Dándose cuenta de lo absurdo que sería algo semejante Williams desistió de su propósito, y poco después olvido el asunto. Siete días más tarde en la madrugada del 10 de mayo de 1812, Spencer Perceval, primer ministro de Inglaterra tiene una terrible pesadilla.

En ellas se ve a sí mismo entrando al lobby de la cámara de los comunes, cuando súbitamente un hombre, que viste chaqueta verde de marinero con botones dorados, le dispara varias veces con una pistola. A la mañana siguiente el primer ministro relataría a su esposa e hijos aquella pesadilla tan vívida, que aún podía sentir el impacto de las balas en su pecho y garganta.

Un sueño, pero lo que tenia que ocurrir sucedió

Impresionada, la señora de Perceval le suplico no asistir a la sesión de la cámara, pero el primer ministro le hizo ver lo ridículo que sería no cumplir, con sus importantes funciones, debido a un mal sueño.

Son las nueve y media de la mañana del 11 de mayo de 1812, Spencer Perceval arriba al edificio de la cámara de los comunes, y justo ante la puerta del vestier un hombre vistiendo chaqueta verde le dispara matándole, a los testigos presenciales les llama mucho la atención esa chaqueta verde de marino con botones dorados que viste el asesino.

John Williams tuvo su triple pesadilla donde vio a un hombre de chaqueta verde asesinar al ministro Spencer Perceval en la noche del 3 de mayo 1812, por su parte el ministro en la noche del 10 de mayo, también soñó que un hombre de chaqueta verde lo asesinaba.

Por algún extraño mecanismo onírico que disolvió al tiempo y la distancia, ambos hombres que ni se conocían se anticiparon al trágico evento en el cual uno de ellos perdería la vida.

Comments

Dejenos su Comentario