Objeto volador no identificado, OVNI

791

La definición más genérica de un objeto volador no identificado, o OVNI, es cualquier objeto volador o fenómeno que no se pueda identificar por el observador. Los diversos estudios demuestran que tras las investigaciones la mayoría de ovnis son generalmente identificados, convirtiéndose en objetos identificados. Por ello, algunas definiciones más estrictas reservan la etiqueta “OVNI” soló para aquellos casos en que los objetos siguen siendo inexplicados tras una investigación apropiada.

Los términos platillo volador o platillo volante son expresiones populares, sinónimos de OVNI. Un diez por ciento de los casos no pueden explicarse satisfactoriamente, esto agrupa un compendio de informaciones de casos OVNI que aún no han sido esclarecidos.

Los seguidores de estos fenómenos declaran que en los años de 1950, los servicios secretos estadounidenses en complicidad con los de otras naciones crearon una barrera para ocultar que se hacía con el fenómeno OVNI.

Su metodología es sencilla desde un principio, limitarse reiteradamente a negar la veracidad de los testimonios de quienes han tenido algún tipo de avistamiento. Hay quien dice que en determinados casos espectaculares y evidentes se han utilizado métodos de presión más convincentes, sea la extorsión y la amenaza a testigos así como el secuestro y ocultamiento de pruebas.

La historia sobre estos sucesos

Los fenómenos aéreos inusuales se han repetido a lo largo de la historia. Algunos de estos fenómenos eran indudablemente de naturaleza astronómica: los cometas, los meteoritos brillantes, uno o más de los cinco planetas que se pueden ver a simple vista, las conjunciones planetarias, o fenómenos ópticos atmosféricos como soló simulados y nubes lenticulares.

Lo que hoy en día se conoce como el “fenómeno OVNI” es fundamentalmente un hecho surgido desde la segunda mitad del siglo XX. Hay quien igualmente ha interpretado algunas imágenes bíblicas y otras tradiciones como antiguos avistamientos “OVNI”.

Muchos sostienen que desde el pasado más remoto, el ser humano intentó expresar lo que veía de acuerdo con su entendimiento, relacionando las distintas manifestaciones con objetos conocidos, manteniendo de esta manera la semejanza con el observado.

Pero si estos vehículos aéreos pudiesen ser tripulados, produciéndose el contacto con los eventuales observadores, transmitiéndoles enseñanzas diversas, se les pudo ocurrir llamarlos “naves” … vehículo de los dioses, carros de fuego, vímana, discos solares, nubes, nuevos de fuego, el Borax resplandeciente, Nubes con Ángeles, carro Pushpaka, vímana, Maruts, en el Ramaiana Hindú. Escudo que Vuela, Luces Cósmicas, Vehículos de los Dioses, Perlas Luminosas, Discos Solares, Flechas Ígneas, Serpientes de las Nubes, Escudo Yacente, Esferas transparentes y otros cien nombres en distintas culturas de la Tierra, como posible ejemplo de las diferentes naves aéreas que iban por los cielos. La hipótesis no deja de ser una explicación con carácter religioso.

Los investigadores “modernos” de este fenómeno definen como el primer avistamiento documentado moderno lo sucedido en Chile en 1868. Fue publicado en el periódico “El Constituyente” de la ciudad de Copiapó y hacía referencia al OVNI como “un volátil desconocido” y últimamente, ese mismo año, como un grupo de “estrellas fugaces” o “bólidos” que cruzaban el cielo. El fenómeno se observó muchas veces en esa zona durante ese año, y es considerado por los ufólogos como la primera oleada del “fenómeno OVNI”.

La primera vez que se usa el termino platillo volador

La explosión mediática definitiva del tema nació en junio de 1947, cuando el piloto norteamericano Kenneth Arnold declaró haber visto una serie de nueve objetos que reflejaban la luz del Sol a cierta distancia del aparato, en las inmediaciones del Monte Rainier , Washington.

Arnold declaró que tenían una forma parecida a la de un ala delta o un boomerang, marchaban velozmente y se movían como lo haría un disco que rebota en la superficie del agua. Los periódicos tergiversaron las palabras de Arnold, describiendo los objetos como platillos.

A partir de este fenómeno, y gracias al error de la prensa, empezaron a suceder avistamientos de objetos en forma de «platillo volante», por lo que este detalle terminó influyendo y entrando al folclore popular, convirtiéndose en una invariante en los años sucesivos.

El incidente Roswell

Posteriormente, otras formas de uso, triangulares desplazaron parcialmente a la clásica. Pocos días después del suceso de Arnold, se produjo el conocido como el famoso «Avistamiento de Roswell», donde supuestamente una aeronave tripulada por humanoides se estrelló en Nuevo México, cerca de una base militar norteamericana.

El Gobierno desmintió cualquier intervención extraterrestre en el asunto, a pesar de ser el responsable de la base de Roswell quien en un primer momento declaró a la prensa que el Ejército de Estados Unidos había capturado un platillo volante, lo que provocó aún más confusión.

Los hallazgos se definieron como parte de experimentos militares secretos. Actualmente se confirmó que las operaciones realizadas en los seres y la existencia de estos seres eran totalmente falsas, soló eran maniquíes que fueron utilizados y registrados con intenciones lucrativas.

Edad Media y Renacimiento

En esta época se habla sobre todo de fenómenos ocultos, con teóricos como Agripa o Paracelso. La influencia de la religión es real, por cuanto los fenómenos celestiales se consideran advertencias divinas o expresiones maléficas de las que son responsables magos y brujas.

En Japón, la noche del 24 de septiembre de 1235, el general Yoritsume y su ejército observaron cerca de Kioto unas esferas de luz no identificadas que hacían movimientos erráticos. Sus consejeros le dijo que “no se preocupara, ya que soló era el viento que hacía oscilar las estrellas”.

Opiniones y creencias del fenómeno OVNI

Desde junio de 1947 hasta nuestros días, el asunto se debate entre la credulidad de testigos de los supuestos avistamientos y el escepticismo de la ciencia, ante la falta de pruebas que demuestren el fenómeno.

Son muchos los avistamientos del fenómeno, hay una gran cantidad de fotografías y vídeos que muestran OVNI, e incluso documentos e informes militares desclasificados. Se han dado casos de aviones comerciales en las que gran número de pasajeros han visto al mismo tiempo un fenómeno de este tipo, y hasta el día de hoy no se han podido demostrar que todas estas pruebas sean falsificaciones o producto de alucinaciones.

Los defensores de la naturaleza extraterrestre de los OVNI se basan en esto y en el hecho de que, en su opinión, muchos de los postulados de la ciencia carecen también de la necesaria confirmación. También indican que no se puede dar explicación a un buen numero de informaciones OVNI que no se han resuelto.

Los creyentes de estos fenómenos seguirán alzando su mirada con emoción y esperanza hacia el cielo, de que todo sea algo una realidad, que el contacto y acercamiento a otras mundos se produzca, pero no esta de mas se un poco precavidos.

Dejenos su Comentario