Los tapices de los sentidos, guardan un gran secreto

986
Un rico terrateniente mando a bordar los seis tapices de los sentidos

Corría el año de 1489, por entonces llegó a la corte francesa un rico hacendado, su nombre era Jean Le Viste, este personaje compro un título nobiliario, y decoro su casa lujosamente. Por aquella época los tapices eran un símbolo de riqueza, y Le Viste mando a hacer seis tapices muy peculiares.

Cada uno de aquellos tapices, representaba un sentido del ser humano -se habrá notado que se a escrito anteriormente seis tapices-, los cales son cinco; gusto, tacto, olfato, oído, vista, el sexto tapiz poseía un sentido no identificado.

En el lema de aquel tapiz aparecía la frase “À Mon Seul Désir” -mi único deseo-, la pregunta por supuesto es, ¿a qué tipo de sentido se estaba refiriendo el tapiz?, un misterio muy peculiar, y mas si se analiza las claves que aparecen en este misterioso tapiz.

Una serie de elementos comunes aparecen siempre en estos tapices de los sentidos; como una misteriosa doncella que parece presidir la escena, también, y de manera persistente nos encontramos al león -el león es el guardián del conocimiento-, también aparece otro animal, el unicornio -representa la magia, la mitología, se decía, que solo la belleza y la pureza de una doncella, era capaz de apaciguar a esta peligrosa bestia-.

También se distingue en todos los tapices, el escudo de armas de la familia Le Viste, este escudo de armas izado sobre mástiles, ondeados en sendos estandartes, los cuales en ocasiones aparece uno, y en otras ocasiones aparecen dos.

En el entorno de los tapices podemos encontrar una serie de animales diversos, a veces se repiten, a veces no, tales como aves, ginetas, zorros, perros, encontrandonos incluso monos y cabras, así como conejos

También encontramos numerosos motivos florales, concentrados como en isla y dentro de esos motivos florales, podemos ver el llamado “naranjo del jardín de las Hespérides”, que según la leyenda, estaba situado en la parte más occidental del mundo, en el poniente, en el ocaso del mundo conocido.

El conjunto de los cinco tapices de los sentidos puede ser la clave del sexto

Vamos a analizar esos cinco tapices de los sentidos, uno por uno para ver sus claves, las cuales quizás nos dejen averiguar algo mas sobre el sexto:

El primero de ellos representa al tacto;

Simbolizado por la mano que toca el mágico cuerno del unicornio, la doncella lo sujeta, es un elemento imposible de tocar, dando indicios como si la familia Le Viste, hubiese alcanzado tocar lo imposible, mientras en la otra mano sujeta el estandarte de la familia.

En el segundo tapiz se representa el gusto;

Vemos como la dama, recoge algún tipo de fruto que parece estar contenido en un cáliz, esto nos hace pensar en la leyenda mítica del Santo Grial.

El tercer tapiz representa el sentido del olfato;

La doncella parece disfrutar de una serie de flores y su aroma, mientras otra mujer, le acerca una dorada bandeja con muchas mas flores.

El cuarto tapiz versa sobre el sentido del oído;

Muestra otra doncella, tocando lo que podría ser un órgano portátil, mientras una ayudante femenina, insufla con fuelles aire en el interior del instrumento.

El quinto tapiz representa la vista;

Muestra a la dama portando un espejo en el que se refleja el rostro del unicornio, una clara alusión a la adquisición de la magia, y el haber obtenido el reflejo de la misma.

Pero vamos con el sexto y enigmático tapiz;

El más raro de todos, aquel que representa al sexto sentido, y que tiene elementos peculiares; lo primero que vemos, es que las doncella parece salir del interior de una carpa, que está decorada con -parece ser-, lenguas de fuego, puede indicar que esta en un lugar escondido y de difícil acceso.

Una ayudante femenina sostiene un cofre, de ese cofre la doncella extrae un impresionante y valioso collar, observando detenidamente, vemos como la doncella no toca directamente el collar con las manos, utiliza un paño con el que delicadamente extrae el collar.

En la parte superior de la carpa, aparece esa misteriosa leyenda sobre la que escribimos al principio “À Mon Seul Désir” -mi único deseo-, este lema tiene un curioso juego de palabras, al parecer en francés “Seul“, significa solo, pero en el antiguo Sajon germánico, y flamenco “Seul“, significa; alma ó espíritu.

Désir” en francés, es deseo o lujuria, pero no debemos olvidar que “Désir“, viene de la raíz latina que significa, “de las estrellas”.

De esa forma, la frase que aparece en ese tapiz quizás no contenga un código, y no sea tan literal como se nos está mostrando, ó tiene un código y este es literal, porque ambas palabras unidas nos da esa clave, como si dijese; “mi alma está unida a las estrellas”.

Una clave que tal vez deberíamos buscar dentro de nosotros

Podriamos ver como si el sexto sentido, estuviese ligado a un poder mágico que tenemos en nuestro interior, y que solo la sabiduría y el conocimiento hará surgir, un sexto sentido que no todo el mundo maneja, pero nos entrega la clave de cómo manejarlo.

Un sexto sentido que nos puede entregar las riquezas, o aquello que deseemos, ese sexto sentido que muchos han llamado; el poder secreto, ley de atracción, la manifestación real de aquello que deseamos alcanzar, las metas que nos proponemos.

Cuántas veces abras escuchado del poder secreto que el ser humano tiene. Estos tapices de los sentidos pueden estar hablando, de aquello que nos puede permitir alcanzar nuestros objetivos soñados, ó al contrario, también de aquello que nos puede llevar a las peores de nuestras pesadillas, entonces ahí estaria ese poder secreto.

La familia Le Viste tenía un secreto, una misteriosa familia rica que adquiere incluso títulos nobiliarios, llegandó la familia Le Viste, y su patriarca a ser; Président à la Cour des Aides, en París y alto mando registrado en Lyon, curioso, muy curioso… Pero podemos dejar todo esto como algo curioso, ó “quizás este último tapiz, esconde una clave que hemos pasado por altos“. Usted qué opina….

Dejenos su Comentario