La Terrorífica y Desgarradora Historia de Villisca

173

Los niños de Villisca (Estados Unidos) es una la historia sin resolver que en inglés se le llama “Villisca Axe Murder”. Una terrorífica y desgarradora historia, que se parecería a Amityville pero que ocurrió mucho antes.

La información disponible hasta el momento y que se ha podido recopilar sobre el suceso incluye, como sucedio el crimen, la descripción de la familia, y los que fueron señalados como sospechos, ademas de relatos sobre fenómenos extraños que se vieron.

La historia de la ciudad

En 1900, una ciudad llamada Villisca Lowa fue fundada en el centro del Medio Oeste con una población de 2,500 personas, debido a razones económicas. Las compañías estaban comenzando a llegar en gran número. Docenas de trenes llegaban todos los días para ir a los almacenes de la ciudad.

En 1912, la ciudad construyó el único arsenal en el estado de Iowa. La compañía participó en la guerra de Vietnam y durante la Segunda Guerra Mundial el condado de Montgomery perdió más hombres por habitante que cualquier otro condado de los Estados Unidos.

Villisca era probablemente el lugar de la comarca, con la mayor pérdida de hombres en batalla. Cuando la llamaron Villisca, asociaron la frase “Lugar magnífico” o “Vista magnífica” con ella.

Después de la masacre, descubrieron que la ciudad se llamaba antes “Wallisca”, que en indio significa “espíritu maligno”. Varios edificios históricos fueron destruidos excepto esta casa, que fue inscrita en el Registro Nacional de Edificios Históricos.

Los propietarios, Darwin y Martha Linn, habian acordado salir de la casa para realizar investigaciones, visitas y otras actividades con la esperanza de que el interés en esta casa y su historia sane las heridas de la gente de esta ciudad.

La historia del suceso:

  • Pequeña casa de estilo americano, construida en el siglo XX.
  • Está ubicado en 323 E 4th Street, Villisca, Iowa 50864, Montgomery County, Iowa.
  • Nada parecía diferenciarlo de las otras casas, todo parecía tranquilo, hasta esa noche…..

La familia Moore y las dos niñas Stillinger:

  • La familia Moore era gente bastante normal, que iba a la iglesia, contribuía a la sociedad, etc. (como se puede imaginar en el siglo XX en los Estados Unidos). La familia Moore era muy respetada en Villisca, porque el Sr. Moore era uno de los mejores hombres de negocios de la ciudad.
  • La familia estaba formada por 6 personas: Josiah B. Moore (el padre), Sarah Montgomery Moore (la madre) y sus cuatro hijos: Hermann, Katherine, Boyd y Paul Moore. Para el momento de los acontecimientos, había dos niñas pequeñas: Lena Gertrude Stillinger y su hermana Ina.

Josiah B. Moore: Fue uno de los empresarios más importantes de Villisca. Nació en Hanover, Illinois y se mudó a Iowa con sus padres. Se casó con Sarah Montgomery el 6 de diciembre de 1899 en casa de sus padres.

Esa mujer con la que se casó más tarde le daria cuatro hijos. Josiah vivió en Villisca durante 13 años y fue contratado durante nueve años en la tienda Jones. En 1908, abrió su propia tienda y se hizo cargo ilegalmente de la tienda de los Jones. Lo que sugería con certeza que esa sería la razón de la tragedia.

También fue miembro de la escuela e iglesia presbiteriana. Después de su muerte, se propagaron rumores sobre él. Habría tenido una relación con la Sra. Jones (lo que una vez más pondría al Sr. Jones en la historia del drama).

Sarah Montgomery Moore: nació en Knox County, Illinois en 1873. Hacia 1894, la familia Montgomery se mudó a Iowa. Sarah era un miembro activo de la Iglesia Presbiteriana y había tenido un día de campo con los niños en la escuela el día antes de la tragedia (9 de junio de 1912).

El padre de Sarah después de la tragedia, hizo todo lo financieramente posible, para que el estado de Iowa encontrara a los culpables. Tenía 39 años en el momento de la tragedia.

Hermann Moore: es el mayor de los niños Moore, nació en 1901. Hermann era el hijo mas allegado a su padre, y se parecia a él, lo que también se dice, y que a menudo se le veía al lado de su padre. Tenía 11 años en el momento de la tragedia.

Katherine Moore: nació dos años después de Hermann (en 1903). Las hermanas Stillinger Lena e Ina eran las mejores amigas de Katherine. El último día del drama, había pedido permiso a los invitados para irse a dormir. Tenía 10 años en el momento de la tragedia.

Boyd y Paul Moore: eran los dos niños más pequeños de la familia. No se dice mucho sobre ellos. Tenían 7 y 5 años en el momento de la tragedia.

Lena e Ina Stillinger: fueron las hijas de Joseph y Sarah Stillinger. Eran miembros de la Iglesia Presbiteriana y de la Sociedad Junior. El día del drama, habían participado en el día de deportes en la iglesia con los niños Moore.

En la noche de la tragedia, Lena fue la única que intentó resistir al asesino (en conclusión de la posición de su cuerpo). Tenían 12 y 8 años en el momento de la tragedia.

9 y 10 de junio de 1912

Lena e Ina Stillinger, salieron de su casa temprano para ir a la iglesia. Las dos niñas habían decidido ir a almorzar con su abuela, pasar la tarde con ella y luego volver a casa por la noche. Las niñas, sin embargo, fueron invitadas por Katherine Moore a pasar la noche en sus casas en lugar de regresar a la suya.

Antes de salir para el la cita de deportes en la iglesia, la Sra. Moore hizo una llamada telefónica a los Stillingers para preguntar si a las dos niñas se les permitía pasar la noche en su casa. Una hermana mayor que Lena e Ina, respondió que los padres habían salido, pero que ella les transmitiría el mensaje.

El programa del día de los niños en la Iglesia Presbiteriana comenzó el domingo por la noche a las 8:00 pm. Sarah Moore coordinó los ejercicios de acuerdo a los testigos, tanto los niños de Moore como las niñas de Stillinger participaron.

El programa terminó alrededor de las 9:30 de la noche y la familia Moor, acompañada por las dos chicas Stillinger, caminó de la iglesia a la casa. Llegaron a casa entre las 9:45 p.m. y las 10:00 p.m.

A la mañana siguiente, alrededor de las 5:00 a.m., Mary Peckham, la vecina cercana a los Moore’s, salió a su jardín para colgar su ropa. Eran alrededor de las 7:00 a.m. cuando se dio cuenta de que ningún miembro de la familia Moore estaba afuera y que no había ningun movimiento en la casa.

La misma parecía vacía, y sin nadi en el interior. Entre las 7 y las 8 de la mañana, Mary Peckham se acercó a la casa y llamó a la puerta, pero no respondió. Así que intentó abrir la puerta, incluso la puerta estaba cerrada por dentro. Después de dejar unos pollos al señor Moor, Mary hizo una llamada al hermano de Josiah, Ross Moore.

El descubrimiento de los cuerpos

Cuando llegó a la casa de su hermano Ross Moore, trató de mirar en una de las habitaciones, llamó a la puerta y gritó para tratar de despertar a alguien dentro, pero nadie se movió. Así que tomó sus llaves e intentó abrir la puerta. La puerta se abrió.

Aunque la Sra. Peckham lo siguió hasta el porche, no entró en la sala de estar. Ross fue más allá de la sala de estar, abrió la puerta del dormitorio y vio dos cuerpos en la cama, que descansaban sobre sábanas ensangrentadas. Rápidamente regresó junto a la Sra. Peckham y le dijo que llamara al sheriff.

Los dos cuerpos de la habitación inferior eran los de Lena e Ina Stillinger. El resto de los miembros de la familia Moore fueron encontrados en los cuartos superiores. Cuando el sheriff llegó a la escena y vio este terrible espectáculo, salió de la casa y dijo que a toda la familia Moore y a las dos niñas Stillinger les habían destrozado la cabeza mientras dormían.

La escena del crimen

Una vez que los cadáveres fueron descubiertos, la noticia se rego rápidamente en la pequeña ciudad. Vecinos y espectadores comenzaron a venir para ver el crimen. La policía perdió rápidamente el control de los habitantes, algunos incluso entraron en la casa para ver la masacre. Cuando llegó la Guardia Nacional de Villisca, finalmente puso un poco de orden y nadie pudo penetrar.

Los únicos hechos conocidos sobre la escena del crimen fueron:

  • Ocho personas habían sido cortadas hasta la muerte por un hacha, que fue encontrada en la escena del crimen.
  • Los habitantes de la casa en el momento de los hechos estaban durmiendo.
  • El médico estimó que el crimen ocurrió poco después de la medianoche.
  • Todas las ventanas de la casa tenían cortinas, excepto dos que tenían ropa de los Moore.
  • Todas las caras estaban cubiertas con sábanas después de ser asesinadas.
  • Una lámpara de queroseno fue encontrada al pie de la cama de Josías y Sara.
  • Otra lampara parecida fue encontrada al pie de la cama de las niñas Stillinger.
  • El hacha fue encontrada en el cuarto de las chicas Stillinger. Estaba ensangrentada y se había hecho un intento de borrar la sangre. El hacha pertenecía a Josiah Moore.
  • Se descubrió una olla de agua ensangrentada en la mesa de la cocina.
  • Un plato de comida que nadie había comido nunca.
  • Todas las puertas habian sido cerradas.

Los cuerpos de Lena e Ina fueron encontrados en la habitación de abajo. Lena tenía la cara cubierta con un manto gris, su camisón estaba levantado y no llevaba ropa interior. Después de un examen pericial, el médico confirmó que no había habido abuso sexual.

Se encontró un trozo de tocino en el suelo cerca del hacha. Otro idéntico fue encontrado en la nevera.

El tejido del cojín estaba rígido, debido a la sangre que se había coagulado en él, también había trozos de cerebro dispersos en el cojín, así como sangre (todo esto también estaba seco….).

Casi 100 años después, sin embargo, los asesinatos por hacha de Villisca siguen siendo un misterio. El asesinato o los asesinos están probablemente muertos desde hace mucho tiempo, su horrible secreto enterrado con ellos……

Paranormal

Ahora vamos a entrar en el tema paranormal de esta casa (ahora que la historia es conocida).

Hubo otros residentes que lo vieron después de la masacre de 1912. Pero nunca se quedaron mucho tiempo. Apariencias, ruidos, fenómenos inexplicables, etc.

Una de las familias que vivieron en esta casa, explicaron los fenómenos que observaron mientras vivi ron en ella.

Homer y Bonnie Ritner

Homer y Bonnie Ritner eran una pareja joven. Se casaron el 5 de noviembre de 1930, poco después de mudarse a la casa (casa Moore). Decidieron mudarse allí por el dinero (porque no era muy caro, dados los acontecimientos que habían tenido lugar).

Homer pagó un depósito de alquiler, así como el primer mes de alquiler. Poco después de mudarse, Bonnie empezó a oír ruidos extraños por la noche. Despertó a Homero varias veces, para decirle que había alguien en la casa.

Una noche, Bonnie se despertó y vio a un hombre sosteniendo un hacha al pie de la cama. Se puso histérica y Homer tardó mucho tiempo en calmarla. Desesperado, la llevó a ver al médico, quien le dijo a Homero que “si no se calma y permanece en ese estado, corre el riesgo de perder a su hijo”.

En un intento de calmarla, Homer decidió permanecer despierto, al final de la cama, sentado en una silla por la noche, para que pudiera dormir tranquilamente. Lo que no fue algo fácil de hacer ya que Homer tenia que trabajar por el dia.

Una noche, mientras Homero estaba junto a la cama de su esposa, escuchó ruidos, alguien bajaba las escaleras (lo que lo asustó tanto como lo había hecho su esposa). Al día siguiente fue a reclamar el dinero que le había dado al dueño, explicándole lo que había pasado, pero el dueño no quiso escuchar nada.

Un camarero que no estaba muy lejos y que escuchó la discusión, llamó a Homer, le mostró una caja de puros, llena de huesos y le dijo que pertenecían al cráneo de J.B. Moore. Homer se asustó y se fue a casa, sólo tuvieron tiempo de tomar sus cosas y salieron a toda velocidad. La familia Ritner nunca volvió a ver su dinero.

La mayoría de los investigadores han culpado la existencia de estos hechos a la demencia de Bonnie y a la falta de sueño de Homer. Homer Ritner murió en 1988.

Dejenos su Comentario