Una realidad o una leyenda, la historia de Octavia Hatcher…. Enterrada viva

809
La historia de Octavia Hatcher, que fue enterrada viva y su leyenda hace que su tumba sea un punto de referencia para ciertas historias

Octavia Hatcher, nació como Octavia Smith, hija de Jacob Smith, un colono de la región de Pike County, en Kentucky. En 1889, ella se casaría con James Hatcher que era un prospero comerciante en la ciudad de Pikeville.

La vida de Octavia y James, -o uncle Jim (Tío Jim) como era conocido-, sería trágicamente breve, pero su unión produciría un hijo, Jacob, que nació poco antes de que su madre muriera. El bebé murió poco después del nacimiento, posiblemente llevando a Octavia a la depresión que acentuó la enfermedad que precedió su muerte.

Es precisamente su muerte la que termino creando la historia de Octavia Hatcher que todavía hoy se comenta en la ciudad de Pikeville. El bebé Hatcher, Jacob, nació en enero de 1891 y soló vivió unos días antes de morir, poco tiempo después, Octavia caería en cama, probablemente sufriendo de depresión, y ademas estaba bastante enferma.

La enfermedad se iría complicando hacia los días de abril de ese mismo año, y los médicos se verían impotentes, sin poder determinar una causa aparentes de lo que sufría, cuando murió el 2 de mayo, se pensó que su muerte era la causa de una enfermedad desconocida.

Los servicios funerarios se realizaron casi inmediatamente, debido a que era una primavera muy calurosa y el cuerpo de Octavia no estaba embalsamado, querían evitar que el mismo comenzase a descomponerse, y por ese motivo no se perdió el tiempo para colocarlo en el mausoleo de la familia Hatcher.

Algo inesperado empezó a suceder, nadie se espero el desenlace

Días después de la muerte de Octavia, otras personas comenzaron a sufrir los mismos síntomas de coma que tuvo esta poco antes de su muerte, (una investigación realizada tiempo después por Herma Shelton mostró que esta enfermedad era una especie de enfermedad del sueño, provocada por la picadura de alguna mosca), cuando la noticia sobre los síntomas llego a los oídos de Hatcher y a miembros de su familia -algunos de ellos médicos- empezaron a pensar que ésta podría haber sido la misma enfermedad que Octavia contrajo, pero realmente sus miedos se convirtieron en pánico cuando comprendieron que ella podría haber sido enterrada viva.

Entonces, rápidamente se hizo una exhumación urgente en la tumba y el féretro de Octavia fue abierto. Lo que encontraron fue a la joven en un estado horrible, por lo que aparentaba el féretro no había sido herméticamente cerrado, y Octavia logró sobrevivir por unos días, después de enterrada.

El forro en la tapa del féretro se encontraba todo rasgado y destruido por las uñas de Octavia y su rostro había sido arañado y estaba contorsionado en un rictus de terror y miedo.

Ella debe haber despertado de su sueño, encontrándose atrapada en el ataúd, comenzando un forcejeo en la oscuridad, viendo que era incapaz de escapar, que sus gritos no serian escuchados, sin saber realmente lo que sucedía, sin duda, sucumbió a una terrible muerte.

Después de este suceso, Octavia seria enterrada una vez mas, pero el corazón de James, su esposo, estaba destrozado, tiempo después mandaría a erigir un monumento sobre la tumba, con una estatua de Octavia en lo mas alto.

La historia de Octavia, entre la imaginación y la verdad

Con el paso de los años, una historia extraña y perturbadora de los últimos momentos de Octavia Hatcher comenzó a ser contada y relatada en Pikeville. Eventualmente, como es el caso de muchas leyendas, la historia fue alterándose y cambiando, hasta que gran parte de la verdad se fue tergiversando.

Durante los años en que Herma Shelton -la persona que se dio cuenta de la enfermedad-, frecuentó el Pikeville College, ella escucho una serie de versiones de la historia, cada una diferente entre si, la mas común cuenta, que Octavia murió mientras todavía estaba embarazada. Este relato se dio porque supuestamente, durante el entierro, parientes e invitados oyeron un sonido extraño que provenía del interior del ataúd. Cuando quitaron la tapa, descubrieron que el bebé, Jacob, había nacido de su madre muerta. En el ataúd ella soló vivió un corto período de tiempo y luego murió.

Obviamente, esta historia es falsa, y se puede constatar, mirando sobre las sepulturas de la familia Hatcher, donde se puede ver la fecha de la muerte de Jacob, su hijo, la que se produjo antes que Octavia, con varios meses de diferencia.

A medida que la historia de Octavia Hatcher, continuaba extendiéndose, la misma comenzó a tomar el nivel de “leyenda urbana”. Estudiantes y adolescentes de toda la región a menudo iban al cementerio en la noche de Halloween para beber y asustarse unos a otros, ellos alegaron que la estatua de la tumba, cobraba vida en ciertas noches y maldecía a los intrusos del cementerio.

Incluso después de que las historias y la leyenda sobre Octavia, fue decayendo, los rumores sobre el mismo cementerio continuaban siendo esparcidos para asombro de todos, las personas que visitaban el lugar y, sobre todo, aquellos que vivían en la colina donde el cementerio estaba localizado, dijeron haber escuchado a menudo gritos extraños en la oscuridad y ver una especie de bulto o sombra en las cercanías de la tumba de Octavia.

Tratando de acabar con los rumores y mitigar la historia que se hizo leyenda

Finalmente, a mediados de la década de 1990, la familia Hatcher colocó una piedra en el cementerio que contenía informaciones precisas sobre la muerte de Octavia, colocando ademas su estatua en una nueva base de mármol, y rodeando el área, con obstáculos que apartasen a los vándalos y alejasen a los intrusos y curiosos.

Efectivamente, las medidas apartaron a los curiosos, pero no lograron alejar las historias de fantasmas y manifestaciones sobrenaturales alrededor de la tumba, Herma entrevistó a personas que vivían en la colina cerca del cementerio, y estas relataban varios incidentes, muchos de ellos también expresaron temor al entrar en el cementerio, especialmente por la noche, todavía sigue existiendo la creencia de que el fantasma de Octavia Hatcher todavía camina por allí.

Una pareja de vecinos que lleva viviendo en las cercanías del lugar, hace mas de 30 años contó a Herma, haber notado algo muy extraño por unos meses, de acuerdo con su relato, ellos contaban que escuchaban sonidos de una mujer llorando, provenientes de la dirección de la tumba, pero una inspección del área no reveló absolutamente nada anormal en el cementerio.

Otra pareja, que se mudó al lugar poco tiempo antes, había sido avisada por otros vecinos, que se preparasen para ver invasiones y fiestas en el cementerio durante la noche, pero hasta ese momento no habían visto a nadie, sin embargo, una noche salieron hacia el cementerio, creyendo haber oído una gatita llorando en la oscuridad. Cuando comenzaron a acercarse a la tumba de Octavia, de donde venían los sonidos, el llanto se paró.

Solo existen preguentas y conjeturas en la historia de Octavia Hatcher

Entonces, ¿el fantasma de Octavia Hatcher anda en el Cementerio de Pikeville? ¿O las historias son nada más que mitos locales? De acuerdo con una serie de testigos confiables, cosas inexplicables todavía ocurren alrededor del lugar donde su vida terminó en terror. ¿Serán las apariciones que surgen alrededor de la tumba, realmente el espíritu de Octavia mientras ella todavía busca la paz?.

Esto es, claro, lo que se dice y cuenta sobre este hecho, el lector decidirá con sus conclusiones … Pero si tienes la oportunidad de visitar el Cementerio de Pikeville, te invitamos a visitar esta tumba solo. Asombroso o no, este es un lugar donde yace una joven, que merece un minuto de reconocimiento, ya que su vida fue truncada y la muerte le vino antes sin esperarlo.

Dejenos su Comentario